martes, 29 de abril de 2014

poesía nº 179

Fuera llueve y la lluvia
Te trae presente a mi memoria.
Bajo el árbol verde,
En el banco marrón,
Conseguimos amarnos por un instante
Y luego el amor se marchó
Lejos en busca de algún otro
Que ya no fuera yo.
Cantando en la sombra
De la felicidad mi copla
Sin compás, aletargado en el alma
Espero un día que vuelva,
Como antaño tu mirada,
Que no sepa de ataques ni espadas
Y después me sonría
A cara descubierta con sus labios
Suaves que si no son míos
No son de nadie, no son nada.
Hay un cielo gris encima de mi cabeza
Y un mundo de cristal roto a mis pies
Esperándome en la encrucijada del tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario